jueves, 25 de diciembre de 2008

Famosas calvas: Mal de muchas... consuelo de...

Quizá mi hipersensibilización a los andrógenos me ha masculinizado más de la cuenta, pues la única revista que cae en mis manos -al margen del dominical que trae el periódico, con sus reportajes y sus columnas literarias- es "El Jueves". No obstante, y muy a mi pesar, existe un amplio abanico de revistas "femeninas" volcadas en la crónica rosa, la "moda" y en esos patéticos consultorios ginecológicos: "Mi hermana está embarazada, ¿podrá contagiarme si uso su esponja?", pregunta una "Sagitario" de 17 años que vive en Palencia. Mi respuesta sería memorable: "No, y espero que la selección natural funcione y no puedas transmitir la estupidez a generaciones venideras".
¿Véis? No duraría nada en esas revistas para adolescentes y no tan adolescentes. Pero siguen ahí, en el mercado. Nacen, crecen, mueren, mutan... Presentan "Cuore", que acaba siendo "Ok!", porque lanzó una OPA hostil a "You" y se quedó también con las acciones de "InTouch" y de "Ragazza"; todas ellas a imagen y semejanza de la "nave nodriza" que lleva ya años vendiéndose en los kioskos de los Estados Juntitos de América.

Después están las "reinonas" que capean el temporal de la crisis de publicidad, como "Glamour", que ha reducido sus páginas a la mitad, y también la mítica "Cosmo". Por otra parte, y no menos importante: "Sorpresa" y otras pseudo publicaciones entregadas a un culto idolátrico a "El Duque" (¿seré la única que no ha visto ni un capítulo de "Sin tetas no hay paraíso"?

Pero bueno, a lo que iba. Un panfleto yanki de esos, que se hace llamar "Star Magazine", ha publicado un reportaje con fotos sobre las famosas calvas: "Los estilistas de Hollywood lo cuentan todo", "Hablando de chicas calvas", versa un titular cursivo a tres columnas. Y estas "jóvenas" alopécicas en cuestión son nada más y nada menos que Lindsay Lohan, la bella y elegante Kate Beckingsale -por la que tengo gran simpatía después de Van Helsing y Underworld- y Nicole Richie, que debe de ser amiga o familiar de Paris Hilton, o algo así.

Por lo que se puede apreciar en las fotografías, y a tenor de los comentarios del blog que recoge la información, más que un artículo sobre alopecia femenina, trata de extensiones y de la pérdida de cabello que se produce por tracción, además de las pelucas y postizos de pelo natural que utiliza Jennifer Lopez. Han descubierto América, desde luego. Cosa que bien reconoce nuestra amiga de "Woman Hair Loss Project", y se lamenta de haber gastado dinero en comprar esa revista.

Con esto quiero decir que, en la mayoría de los casos, se frivoliza sobre un tema que es motivo de burla y escarnio público. Igual que han hecho con la cantante -muy buena, por cierto- Soraya en el defenestrado "Aquí hay tomate". Sin embargo con otra "enfermedad" endocrina y estética, como es la obesidad mórbida, existe un tratamiento mucho más respetuoso en los medios, e incluso la Seguridad Social cubre cirugías de reducción de estómago en aras de mejorar la calidad de vida y la autoestima del paciente, muy deprimido por la ansiedad que le genera su estado y le empuja a comer de manera exagerada y desordenada.
Los hombres con ginecomastia -desarrollo de los pechos como si fueran mujeres- también pueden someterse a reducciones mamarias en hospitales públicos.

Pero las mujeres con alopecia androgenética, difusa, areata, o cualquiera de sus variantes, nos encontramos absolutamente desamparadas ante el sistema de sanidad español, que flaco favor nos hace permitiendo que productos "milagrosos" y "clínicas estafa" campen a sus anchas. Si un colegio de dermatólogos tomara cartas en el asunto, aunque solo fuera por los pingües beneficios que les reportaría -a las consultas privadas- el hecho de quitarse de en medio a esa "competencia desleal que promete la recuperación del cabello", yo quizá volvería a confiar en la medicina como entidad paternalista que vela por los intereses del enfermo. ¿Os imagináis que la Seguridad Social cubriera el minoxidil, el finasteride, el inneov o el transplante capilar? ¡Me lo pido a los Reyes!

En cualquier caso, FELIZ NAVIDAD.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Todo lo que quiso saber sobre las hormonas pero nunca se atrevió a preguntar

Una forera  ha tenido a bien contestar las dudas sobre las hormonas y la alopecia femenina. Muchas gracias por dejar que lo comparta en el blog. Aquí tenéis el link de todo el hilo.
Hola, yo soy médico aunque no dermatóloga e intentaré explicártelo más o menos. Por un lado está la testosterona total, por otra la libre (la que no va unida a proteínas en el plasma, que es la que actúa) y luego hay una enzima llamada alfa 5 reductasa que transforma la testosterona en dihidrotestosterona -DHT- en el lugar de acción: cuero cabelludo, próstata, órganos sexuales masculinos y lugares del cerebro relacionados con la actividad sexual. A lo que vamos, en el AGA lo que ocurre es que los folículos de la zona central son más sensibles a la acción de la DHT, pero todo, la testosterona total, la libre y la DHT están en concentraciones normales. Es un problema de sensibilidad a la hormona, no de exceso de hormona, y la sensibilidad a la hormona que yo sepa de momento no se puede medir. La forma indirecta de saberlo es ver el casco de la cabeza: si hay pelillos hipotróficos, finitos y claros, quiere decir que la DHT está cerrándote esos pobres folículos. ¿Por qué? La DHT es ese lugar de la cabeza estimula la secrección de sebo para el pelo y a su vez ese sebo multiplica la acción de la alfa 5 reductasa que fabrica más DHT y se potencia, lo que acaba siendo demasiado para el folículo del pelo y muriendo. ¿Que chicas con las hormonas mal también tienen AGA? las chicas con ovarios poliquísticos, que esos sí fabrican testosterona de más. Estas chicas tienen otros síntomas de hiperandrogenismo, como por ejemplo hirsutismo. El síndrome de ovario poliquístico es un síndrome pluriendocrino, con el AGA como síntoma más. Estas chicas beden tomar anticonceptivos con antiandrógeno (DIANE) y si no mejoran más antiandrógenos (acetato de ciproterona, flutamida y demás) para reducir sus niveles de testosterona en gereral. El derma te ve, ¿que no tienes síntomas de ovarios poliquísticos (hirsutismo, obesidad, problemas menstruales)? es AGA a secas y los análisis hormonales van a ser normales, por lo que dedice ahorrarte el pinchazo. Te manda minoxidil (recuerda que no eres barbuda de antes, pero ya te volverás). ¿Qué tienes todos esos otros sítomas? entonces te los hace y tu destino es el Diane (que a todos tus complejos anteriores añade dos melones como los de Yola Berrocal). Y luego está el finasteride, que es lo más fino del mercado. Sólo inhibe la alfa 5 reductasa, da poquitos efectos secundarios, te crece el pelo de la cabeza y te disminuye el vello corporal. Aquí los efectos secundarios no son estéticos son reproductivos: produce impotencia en bastantes hombre (ya no soy calvo, he ligado, pero no puedo consumar) y tiene riesgo de malformaciones fetales: hermafroditismo (tengo un melenón increíble pero no puedo ser madre tomado la cosa esta. Soluciones hay, pero ya lo dice el refrán: en medicina lo que cura escuece.
Nada que añadir por mi parte. Sublime.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Cuatro semanas después de Henna Quinquina

Ya he completado el mes de tratamiento con Henna fortificante Quinquina. Hay qué ver, si parece que fue ayer cuando descubrí la cajita exótica en el herbolario... cómo pasa el tiempo!
Pues no puedo hablar mal del producto, pero tampoco puedo decir que me ha salido pelo. A destacar el brillo, la suavidad y el volúmen. El volúmen sí es algo digno de mención, sobre todo en la raíz. Claro que se pierde en cuanto vuelves a lavarte el pelo. Este producto lo recomiendo si tenéis una fiesta, el cotillón de nochevieja, un bodorrio... y dispongáis de cuatro horas para dejar que haga efecto. Os aseguro que no utilizo secador después de enjuagarme el barro y parece que tengo más pelo cuando se seca, como si me lo hubiera secado cabeza abajo.

Otra cosa que me ha sorprendido es que me ha reparado las puntas abiertas y mejora el aspecto del pelo en general, menos crespado, más domable, más facil de peinar... y es relativamente barato.

Inconvenientes: engorroso.

En cualquier caso, en la cajita pone que para notar sus efectos fortificantes y anticaída hay que usarlo cuatro semanas seguidas y yo lo he cumplido religiosamente, así que ahora a esperar sentada a que haga el efecto prometido -jajajajaja, milagritos a Lourdes-.

Pero sí, lo recomiendo, mal no va a hacer, y por el volúmen merece la pena, aunque se dé en días puntuales. Tengo que esperar otra semana más para ponerme el color castaño claro -con zumo de limón- que quiero cambiar de look para las fiestas "de invierno" -navidad aconfesional, como la Constitución-.

martes, 16 de diciembre de 2008

Me cambio al "gas" NATURAL

He estado haciendo cuentas, después de la brutal sodomía del fontanero, del electricista y del cerrajero. En total he gastado casi 500 euros en arreglillos caseros de primera necesidad: instalar un nuevo WC, hacer un apaño en la instalación eléctrica del dormitorio -se estropeó por una gotera- y cambiar dos cerraduras. Ahora se me echan encima los papá noeles y los reyes, así que he estado recortando gastos y además he pujado por algunas cosas en ebay.
De la lista de gastos fijos que tengo todos los meses, al margen de alquiler, facturas y comida, tengo fijos 35 ó 55 euros -dependiendo del mes que toca comprar minoxidil-:

Diane35: 5 euros.
Suplemento vitamínico rico en hierro y ácido fólico Femivit Fólico: 16 euros.
Suplemento especial para el pelo Optima o InCapyl, según cómo me dé: 8 euros.
Aceite de ongra Valens: 4.5 euros.
Minoxidil Viñas 5%: 21 euros (cada dos meses y medio)
Varios (champú, henna, mascarillas de herbolario): 10 euros al mes.
TOTAL: Unos 50 euros de media al mes, sólo para el pelo.
Claro que he decidido apuntarme a clases de danza del vientre -que ofertan en mi gimnasio-.

Por otra parte ya he recortado presupuesto de ocio -copas-, de comer fuera -ahora me llevo táper al curro, y se nota mucho- y también he estado dos meses sin comprarme nada de ropa porque voy a esperar a hacerlo sólo en rebajas. Estamos en crisis y no tengo contrato fijo en la empresa, así que puedo imaginarme lo peor.

Y como yo soy más bien del rollo naturópata-cumbayá, he decidido recortar gastos de la química que me meto en el cuerpo serrano, y también estoy en proceso de tomar una decisión: dejar diane, a ver qué pasa. En febrero hará un año que las tomo, y aparte de que apenas tengo caída -incluso menos de lo "normal", a excepción de las estacionales- lo único capaz de despertar algo de vida en mi cuero cabelludo es minoxidil.
Mi miedo es a empeorar brutalmente cuando deje la píldora, por el "efecto rebote" que ni el dermatólogo ni la ginecóloga se tomaron la molestia de "avisar". En fin. Por otra parte sé de chicas que no experimentaron ningún empeoramiento, porque antes de ponerse en tratamiento con acetato de ciproterona tampoco tenían el ciclo alterado, así que al dejarlo todo volvió a la normalidad, a excepción de más grasa en el cuero cabelludo y volver a tener los típicos granitos premenstruales -que a mí hasta con diane me siguen saliendo un par de ellos al mes-,
En febrero dios dirá. Si me acojono siempre podré volver a tomarlas...

Bueno, a lo que iba. Estuve echando cuentas y también investigando por internet, así que he decidido sustituir las vitaminas de farmacia y los nutricosméticos capilares -inneov, incapyl, vigorix, complidermol, optima etc...- por Levadura de Cerveza -rica en hierro, zinc, aminoácidos y ácido fólico, y regula la glucosa- junto con alga espirulina -b12, proteína vegetal, vitamina A-.
Encargué un frasco de 800 tabletas de levadura de cerveza (6 al día) en http://www.natureway.com/, y 250 tabletas de espirulina (3 al día) en la misma página web, por sólo 17 euros más 2,40 euros de gastos de envío. Han tardado exactamente 24 horas en entregármelo en mano -dejé la dirección del currele-. Además el otro día bajé al herbolario y me hice con un frasco de Solaray Zinc 50mg, 100 tabletas (1 al día) por 9.90 euros.
Total: con 14,2 euros al mes tengo cubiertas todas las necesidades nutricionales que refuerzan piel, uñas y cabello -incluyendo también el aceite de onagra que actúa regulando las hormonas-. Me ahorro la mitad y estoy igual de cubierta o incluso mejor, porque he prescindido de pastillas químicas.
Si os animáis, aquí tenéis más información: http://www.natureway.com/.

sábado, 13 de diciembre de 2008

MG: Mariano García, Svenson a la española

(Post actualizado en 2012)

Mi madre estaba convencidísima de que mi alopecia se debía a los tintes y al secador. Sobre todo por las mechas rubias que hacían con decolorante (últimos coletazos de los años 90). Yo me resignaba a ver que perdía más y más densidad, hasta que a los 18 años se me veía el cartón.

Mucho tiempo después me dijeron que lo mío era un SOP por dominancia estrogénica, más tarde podría tratarse de resistencia a la insulina, y ahora, tengo unas marcas en las uñas desde tiempos inmemoriales que podrían considerarse psoriasis y, por lo tanto, explicar mi problema con el pelo. Así que, he tenido que dejar de echar la culpa a la peluquera del Spejo`s (se llamaba Jaqueline Patricia y vivía en mi barrio), el único salón de belleza que podía permitirme con la paga semanal (dos mil pelas).

Casi a la vez una amiga de mi madre padecía alopecia areata y se la "trataban" en MG, con láser. Lo que la buena mujer no sabía es que el pelo creció por sí solo: después de ir al dentista (se hizo una endodoncia porque tenía un buen flemón que le produjo las calvas). Sin embargo otorgó el milagrito a esta "clínica" capilar en lugar de agradecérselo a su odontólogo.

Día de autos. Enero de 2003. C/ Conde Peñalver (Madrid). En la sala de espera había fotos de famosos, como Carlos Larrañaga, que se supone habían seguido un tratamiento ahí. Voy acompañada de mis padres y una comercial con bata blanca y tropecientos diplomas en la pared (yo era joven e impresionable) me pregunta cuál es el motivo de la visita. No sé qué decir, porque no noto que se me caiga el pelo, simplemente lo tenía lacio, ralo, difuso, fino, sin brillo, con las puntas abiertas de par en par... un asquito. Me pregunta por mis hábitos de vida, nutrición, si tomo drogas, otras enfermedades, anemia... Los análisis de bioquímica que había encargado mi médico de cabecera, casi perdonándome la vida por perturbarle con semejante soplapollez, estaban perefectos.
Teatrillo; me revisa la cabeza con una lupa-fluorescente (es de agradecer, muchos médicos especialistas en dermatología ni se levantan del escritorio). Es agradable. Arranca dos pelos con unas pinzas de depilar de la coronilla -recuerdo perfectamente el tirón ahí- y los amplía con una especie de microscopio-televisor.

Su sonrisa profidén se desdibuja en una cara de pánico al mirar la raíz, y medita unos segundos haciéndose la interesante: -Uy, qué mal está el folículo...

Apunta no sé qué en la ficha, y me dice en un tono catastrofista:

- "No te voy a engañar. Si no te pones en tratamiento antes de que cumplas 21 habrás perdido más de la mitad de lo que te queda. El folículo está muy mal, muy deteriorado, y he visto que tienes un poco de caspa y grasa. Tenemos un método revolucionario de oferta, que incluye terapia de láser, vitaminas y masaje, además aconsejamos tónicos, mascarilla y champú para revitalizar y limpiar el cuero cabelludo".

 Además recogió más pelos en una bolsita zip de pruebas forenses -como las de CSI- que van a llevar a analizar en su laboratorio. Nunca vi los resultados. Tampoco me acordé de reclamarlos. Por supuesto no me los dieron.

Miré a mi madre con cara de pánico y dije: -bueno, quizá podría hablar con un dermatólogo a ver qué le parece....

La comercial me disuadió: - Aquí hay un dermatólogo que pasa consulta los jueves, pero te aseguro que te va a decir lo mismo que te he dicho yo, he visto a muchas chicas como tú.

Después me contó historias con desenlaces maravillosos.

Miré otra vez a mi madre que con cara de circunstancias me susurró: -Qué le vamos a hacer, hija, habrá que pagar lo que haga falta para que te ayuden, tú dices que te falta pelo pues que te den el láser...
Diagnóstico: ALOPECIA SEBORRÉICA (lo que le dicen a todo el mundo).
Total: 900 euros era la oferta de 6 meses de tratamiento -un día a la semana-. Aparte tenía que comprar un champú neutro, un champú anti grasa, una mascarilla anticaspa y un tónico (13 euros cada frasco). Sospecho que el tónico podría llevar minoxidil o al menos algo disuelto en alcohol porque escocía.


Tratamiento: la verdad que era agradable. Me lo hacía una chica joven, muy simpática, con un melenón rubio platino que ya me gustaría a mí... tampoco me explicaron qué formación tenía. Enfermera o dermatóloga seguro que no. Cada vez que llegaba a consulta, la comercial me revisaba en la lupa -siempre me decía que veía pelos nuevos regenerando- y después me pasaban a la "peluquería".

Primero usaban un aparatito cargado con electricidad estática con el que me crespaban las raíces. Hacía cosquillitas, era realmente agradable. Después el láser: un coñazo. Dividían la cabeza en rayas y cada pocos centímetros pulsaba el lapicero. Supuestamente los disparos con su haz de luz abren los poros y así penetra mejor la "vitamina". Todo mentira, vaya. Me ponía una ampolla de "algo" -frasco blanco de plástico con el logotipo de la empresa, nada más- y cinco minutos escasos de masaje que era lo mejor del día.

Antes de empezar las sesiones de laser me corté muchísimo el pelo, y lo notaba más voluminoso, eso quizá me influyó en cierta medida a verlo mejor. Además dejé de teñirme -su consejo más sensato- y se saneó bastante. Los primeros tres meses pasaron sin pena ni gloria, y al cuarto me encasquetaron otro tratamiento "adicional", unas ampollas (90 euros 15 unidades) para usar un día sí, otro no. Escocían bastante. Sospecho que quizá contenían un porcentaje de minoxidil, porque entonces sí empecé a percibir pelusilla muy fina emergiendo. Lástima no haber conservado ninguna caja. Tenía los ingredientes en el dorso, pero por ignorancia tampoco podría haberlo identificado como principio activo. O quizá todo era placebo, qué sé yo. Además, mi madre se enfadaba cuando me olvidaba de la ampolla, como si tuviera una fe ciega y absoluta en eso. Había invertido bastante dinero y ni ella ni yo veíamos resultados.

Tenían razón en MG con que me estaba saliendo pelusilla, así que en junio, cuando se acabó el curso académico y me marchaba de vacaciones, decidí dejarlo todo, a pesar de sus intentos infructuosos por venderme otro ciclo de láser. Les dije que mis padres no podían permitírselo, y debí de fingir bien la cara de pena porque coló y dejaron de presionarme. Este segundo tratamiento sólo me iba a costar 750 euros. Menos da una piedra, pensé. Evidentemente volví a equivocarme: todo lo que me había salido nuevo, meses más tarde se había caído. La teoría del minoxidil cobraba fuerza. En Svenson también lo administran, al 3%. Te sale más caro que el caviar.

Resultados: ninguno. Pero el pelo me olía muy bien.

Conclusión: paripé de seis meses, te disuaden de ver a un dermatólogo externo a ellos, te prometen el oro y el moro. Mis padres pagaron más de 1.000 euros entre productos y láser, aunque he de romper una lanza a su favor y es que no me atosigaron demasiado con otros tratamientos más caros y sofisticados. Dije "no" y no hubo más chantaje emocional que el de captación.

Una vez resuelto el misterio de la alopecia areata y la endodoncia, y por qué a la amiga de mi madre le funcionó de manera extraordinaria y a mí no, nos quedamos con una cara de tontos...
Aquí tenéis más opiniones.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Adenogen y Aminexil: ¿truco o trato?

Me resulta cuando menos curioso que dos empresas dedicadas a la industria cosmética: maquillaje, perfume, productos de fijación de peinado, champú... hayan sido ungidas por la Madre Ciencia para encontrar un revolucionario remedio a la calvicie. Adenogen de Shiseido y Aminexil, de L'Oreal.

Una buena estrategia de márketing es esencial en estos casos -lo digo por experiencia en el sector- y diferenciar al público objetivo o target. En cristiano: los pardillos que estamos dispuestos a gastar lo que sea por desesperación. No creáis que soy una fanfarrona por escribir en estos términos, ya que me dejé más de 1.000 euros en MG, allá por 2003. Les dedicaré pronto un post sin escatimar detalles.

De esta manera, aunque el 99% de sus productos se pueda adquirir en centros comerciales, supermercados o droguerías, separan una partida exclusiva de venta en farmacias. ¿Por qué? Porque tenemos idealizado al boticario como el guardián de las llaves de la salud: medicamentos. Pero ni Adenogen ni Aminexil lo son. Siguen en el terreno jurídico de los cosméticos, así el consumidor lo tendrá difícil para reclamar resultados. Recuerdo a un profesor de Creatividad sudando al recordar el tremendo esfuerzo durante una campaña publicitarias de potitos para vender en grandes superficies: -"¡Los potitos son comida!"-, gritaba desde la palestra haciendo aspavientos con los brazos, "¡¿Dónde se compra la comida?!" -"En el supermercaaaaaado"-, contestábamos todos a coro cual borreguillos.

Pues siguiendo la línea lógica, los cosméticos son cosméticos, pero si queremos atribuirles propiedades medicinales basta con distribuirlos en otro escenario de venta: farmacias y parafarmcias. También puede encontrarse en algunas peluquerías o salones de belleza.

Una vez explicado eso, pasamos a la parte técnica:

Fuente: Recuperar el pelo.

ADENOGEN: se comercializa desde 2005 y su principio activo es la adenosina. Shiseido afirma que la caída del pelo se debe al debilitamiento del folículo piloso por descenso del nivel de factor de crecimeinto fibroblasto. Tal y como apunta la web, los resultados son pobres y moderados. Por su parte, los de Shiseido aseguran un 94,1% de eficiacia visible entre 102 hombres de 30 a 50 años con problemas de alopecia, aplicando el producto dos veces al día durante seis meses:
Sinceramente, si esta es la carta de presentación de los de Shiseido (recordemos SEIS meses de tratamiento), yo me lo pensaría dos veces antes de gastar casi 70 euros cada mes en el frasco. Además, hay que hacer un inciso importante: el 28% de las personas con alopecia se recuperar solas, por lo que de esos 102, 29 podrían haber tenido buenos resultados sin necesidad de Adenogen.
 


AMINEXIL


Pertenece a la casa L'Oreal. Sí, los de Elvive y la impresionante melena dorada de Claudia Schiffer: la envidia me corroe. Sólo por eso ya debería boikotear sus productos pero aún tengo que romper una lanza a su favor: Inneov. Este nutricosmético completo con vitaminas y minerales sí mejora el aspecto del cabello, desde el interior. El problema es el precio (25E), pues por menos dinero tenemos otros suplementos similares: Vigorix, InCapyl, Optima...

El ensayo doble ciego resultó un 8% más de crecimiento y un 6% más de densidad en una muestra de 350 voluntarios (no olvidemos que el 28% de las alopecias se recuperan solas). Permitidme que diga que la inferencia es desdeñable (8 y 6), y el tratamiento de 42 ampollas -media cada día- más champú supera los 150 euros. A Dios gracias que la casa garantiza resultados duraderos y permanentes "sólo con usarlo dos veces al año". Menos mal que esos 300 euros "no caen en saco roto"...
Este enlace llevan a una página de consumidores. Tres de cinco opiniones son favorables a Aminexil: http://www.ciao.es/Opiniones/Kerastase_tratamiento_anticaida_con_aminexil__404909
Aquí tenéis una fotografía de un chico que ha utilizado las 42 ampollas y masaje capilar de 30 a 60 minutos cada día (¡qué gustico!):
Y por último, la joya de la corona: MINOXIDIL. Estas son mis fotografías:
La de la izquierda es de agosto de 2008. Con luz natural y sin flash. Véis que la raya es ancha. La de la derecha es de este mes, con luz natural y sin flash. Aunque la raya es quizá igual de ancha, podéis notar que un entramado de pelillos la están recubriendo, que la piel no queda blanca y brillante como la de agosto. Desde agosto hasta octubre usé minoxidil 5% 1.5 ml al día, y desde octubre procuro ser disciplinada con 1ml cada 12 horas de minoxidil (viñas) al 5%, aunque hay días que sólo hago una aplicación de 1.5 ml. Mi recuperación es más lenta que la primera vez pero de momento estoy contenta con los resultados. Espero que en tres meses pueda prescindir del Nanogen.
Precio: fórmula magistral de farmacia, unos 15 euros 250 ml. Marcas de laboratorio como Viñas, 20 euros 120 ml. Y creedme, se nota en el bolsillo y en la cabeza. ¿Cuál es mi aval? El vademécum médico. Al hacer una búsqueda por alopecia femenina, estos son los MEDICAMENTOS, no cosméticos, que reconoce:

ACETATO DE CIPROTERONA ETINILESTRADIOL DAVUR EFG Comp. recub. con película 2 mg/0,035 mg ACETATO DE CIPROTERONA/ETINILESTRADIOL SANDOZ EFG Comp. recub. 2 mg/0,035 mg ALOPEXY Sol. cutánea 2% ALOXIDIL Sol. cutánea 5 g/100 ml ANDROCUR Comp. 50 mg CAREXIDIL Sol. 2% DIACARE Comp. recub. 0,035/2 mg DIANE 35 DIARIO Comp. recub. 0,035/2 mg DINAXCINCO Sol. cutánea 50 mg/1 ml DINAXIL Sol. tópica 2% ETINILESTRADIOL + CIPROTERONA GINESERVICE EFG Comp. recub. 0,035/2 mg GYNEPLEN Comp. recub. 0,035 mg/2,0 mg LACOVIN Sol. cutánea 5% LACOVIN Sol. tópica 2% MINOXIDIL VIÑAS Sol. cutánea 5% REGAXIDIL Sol. cutánea 5%

lunes, 8 de diciembre de 2008

El Reishi de Sánchez Dragó

Leyendo el blog del gran Dragó me he enterado de que ha montado una pequeña empresa con su esposa Naoko, para comercializar extractos de setas orientales en un cócktail que él llama "Elixir de la eterna juventud". Y razón no le falta. Hay evidencias científicas que avalan el buen hacer de estos hongos, sobre todo en pacientes oncológicos. Los médicos homeópatas lo recomiendan encarecidamente,

Aquí tenéis el blog de Dragó, y de ese post voy a destacar una parte: grageas de Lucierna Lucini, seta con forma de gusano para la caída del cabello. He buscado en Google pero sólo he encontrado el link al blog del escritor. Una lástima pues Dragó tiene una buena mata de cabello autóctono. De todas maneras, también cantan las alabanzas del Reishi, un producto que no conocía, y me ha resultado muy interesante. Sin embargo, al tener un efecto medicinal bastante notable, yo diría que, al igual que pasa con el alga fucus, podría tener efectos secundarios y estar contraindicado para según qué personas. Pero sí hay algo muy importante a destacar para las mujeres que tomamos Diane 35 o cualquier otro tipo de anticonceptivo oral: este hongo actúa en el sistema circulatorio impidiendo la formación de trombos, y fortalece el sistema inmunológico.

Además favorece la eliminación de lípidos reduciendo el nivel de colesterol en sangre, de esta manera el "hígado" -forzado también por Diane 35- tiene más margen de maniobra. Es antitumoral, regula la insulina (recordad el artículo sobre insulina y testosterona) y mejora el funcionamiento de las glándulas suprarrenales -responsables también de alopecia- equilibrando sus hormonas.

Yo lo voy a probar. En http://www.hifasdaterra.com/ cuesta 20 euros el tratamiento para un mes -una cápsula cada día en ayunas- y como el tiempo mínimo de toma es de dos meses, hacen descuento de 10 céntimos de euro (39.90). Así no salimos de pobres, desde luego. Con gastos de envío, hace un total de 46,48 €, y se entrega en 24 horas. Voy a intentar buscarlo en Madrid de otra marca, a ver si es más barato, y os cuento. He tenido muchos gastos en casa -fontanería, carpintería, electricista- y con las navidades encima, no voy a poder hacer demasiados excesos...






viernes, 5 de diciembre de 2008

Cómo teñirse con henna natural (vídeo tutorial)

He encontrado un vídeo en Youtube que explica el proceso y además da buenos consejos sobre la utilización de esta planta .

Traduzco lo más importante:

- La chica añade el zumo de medio limón porque la henna en polvo que utiliza es la natural, color rojizo, y así consigue aclarar un tono. Para oscurecer el pelo habría que añadir café o té, en la misma proporción.

- Ahora mismo en herbolarios hay un gran abanico de colores, desde el negro pasando por tres o cuatro tonalidades de castaño rojizo, rubio ceniza... así que en ese caso no haría falta añadir limón ni café.

- La textura que tiene que adquirir el polvo mezclado con agua es la de la pasta de dientes.

- El vídeo aconseja añadir a la mezcla una cucharadita de aceite esencial. Creo que el aceite de jojoba sería muy buena idea. Lo probaré.

- No especifica el tiempo que hay que llevar la cataplasma. Yo lo llevo durante tres o cuatro horas, y es importante aplicar de tanto en cuanto calor con el secador, o bien ponerse un rato al sol. Cubrir la cabeza con el gorro de plástico.

- Una vez que pasa el tiempo de exposición, aclarar y enjuagar con abundante agua. Esperar 24 horas antes de lavarlo con champú, para que se fije bien el color (no lo sabía, lo haré así la próxima vez).

- El resultado es muy natural, nada que ver con el tinte químico de peluquería. Dura 4 semanas.

- No usar en caso de permanente.




Más información y fotos: http://www.hennahut.com/


Nota importante: esta henna es para teñir, NO es la henna quinquina fortalecedora. Sin embargo, al ser un producto natural, es saludable para el pelo y no lo castiga, al mismo tiempo que le da brillo y color.

Henna Quinquina: Segunda semana de tratamiento

Estimadas amigas:

He vuelto a usar henna fortificante Quinquina de la marca Radhe Shyam, por si suena la flauta y fortalece las raíces de mi pelo. En principio el resultado, una semana más, es bueno. Queda muy brillante y sedoso, con leves reflejos rojizos -creo que me ha oscurecido un tono-, menos rebelde y crespado.
Sobre si actúa contra la caída no puedo contestar, ya que la alopecia androgenética se caracteriza por la no regeneración y la miniaturización del folículo, no por la pérdida exagerada de pelo (efluvio, areata...).
Sí es una buena mascarilla natural y reparadora para las puntas abiertas, y además da bastante volúmen. Después de enjuagarme la henna en la ducha no usé secador, y a pesar de dejarlo secar al aire, el pelo tenía más cuerpo y volúmen.
Aún quedan otras dos aplicaciones -dos semanas más- para valorar sus efectos. En principio estoy contenta, no espero ningún milagro, pero una cosa sí os digo: hay que tener paciencia y llevar el cataplasma de dos a cuatro horas.
Aquí tenéis la opinión de otra chica que lo ha estado usando.

Si no encontráis este producto en los herbolarios de vuestro barrio o ciudad, podéis comprarlo a través de estass páginas web -lo malo, los gastos de envío-.
- El árbol de la vida (precio 3.95 euros. Henna en pasta, para aplicar directamente sin mezclar).
- Hipernatural (3.58 euros).

Precio del producto -en polvo- aproximado en tienda: Entre 2,5 y 3 euros.


sábado, 29 de noviembre de 2008

El azúcar, la insulina, la testosterona y la alopecia



He leído aquí un artículo muy interesante sobre cómo la alimentación puede descompensar las hormonas y causar alopecia. Para las que no os manejéis muy bien en inglés, paso a traducir lo más importante:

En mi opinión, la alimentación puede tener efecto en al caída del cabello, aunque por otra parte no creo que la alopecia androgenética pueda pararse simplemente cambiando la dieta, pero es una gran ayuda. Para mi caso particular, he tratado de llevar una dieta estricta por largos periodos de tiempo para ayudar en mi caída capilar, pero realmente nunca ha parecido ayudarme mucho -esta chica tiene alopecia areata/universal- pero porque mi problema es diferente a los hormonales.

Siempre he tratado de llevar una dieta equilibrada, porque una buena nutrición favorece la salud corporal y mental, que siempre ayuda a superar factores estresanets, como la caída de cabello. Además, creo que la comida es medicinal. Los efectos de una nutrición incorrecta en el cuerpo son muy dañinos: alergias, cansancio, náuseas... algo ocurre en el cuerpo en función al tipo de alimento que se ingiera. Y esto también varía de una persona a otra.

Existe una consexión entre la insulina y el nivel de testosterona, que está bien documantada, y que muchas chicas con desórdenes alimenticios como anorexia o bulimia sufren caída de cabello. Otro de los efectos de la malnutrición es la piel seca y las uñas quebradizas. Otro de los efectos que suceden es la aparición de vellosidades llamadas lanugo, que crecen por todo elcuerpo. Esto es debido a un mecanismo de defensa que ayuda a que la persona regule su calor corporal cuando no posee grasa.

La caída por falta de nutrientes suele parar una vez que la persona se alimente bien, pero en muchas ocasiones se vuelvea crónica e irreversible.

Spencer Kobren, en su libro "La verdad sobre la alopecia femenina", explica la relación existente entre insulina y testosterona:

Una descompensación en los niveles de azúcar no es una causa primaria en la caída del cabllo, pero es un factor determinante porque influye en los desajustes hormonales, que son los que provocan alopecia. El delicado balance de hormonas en el hombre y la mujer es el responsable de la caída del cabello se encuentra en la glándula tiroides. Pero otra hormona que juega un papel importante es la insulina. El páncreas genera insulina que estabiliza el nivel de azúcar en sangre. ¿Qué tiene que ver esto con el pelo?

Hay un vínculo muy importante entre el cuerpo y el nivel de insulina, y este vínculo es la testosterona. ¿Cómo influye entonces la insulina en este proceso hormonal? Gracias a la eicosanoids (que por lo que he investigado, es una especie de plasma hormonal que transporta leucocitos, prostaglandinas -hormonas sexuales- y plaquetas, no sé qué nombre científico le corresponde en castellano). A este plasma, el Dr. Barry Sears , el de la dieta de la zona, lo llama "pegamento molecular", que mantiene las células del cuerpo humano unidas, y que controla y regula las funciones. Cada sistema, incluido el metabolismo de grasa, requiere ese plasma para funcionar, y este plasma contiene prostaglandinas -con testosterona-, las cuáles lo controlan.

Según el Dr. SEars, controlándolo, se puede interceder en muchos procesos corporlaes, y controlando los niveles de insulina, también se puede regular la testosterona. Este científico ha creado una dieta especial para regular precisamente la insulina y la testosterona. Controlando estos niveles, se controlaría por tanto la caída capilar.

La comida afecta a las hormonas rapidamente, en apenas unos minutos o en algunas semanas. Los científicos que han analizado a personas que basan su alimentación en grasas animales, se han dado cuenta de que tienen más testosterona en sangre de lo normal. Sin embargo, una dieta baja en grasas también incrementa los niveles de testosterona en sangre. Por otra parte, los hombres con obesidad mórbida desarrollan más estrógenos de lo normal y les crece el pecho. Esto implica que una dieta desequilibrada, desequilibra también el sistema hormonal del cuerpo, tanto en el hombre -crecen los pechos- como en el de la mujer -androgenización-.

Los estudios, dice el Dr. Sears, revelan que una dieta vegetariana reduce los niveles de testosterona en el torrente sanguíneo, pero si es hipocalórica y baja en grasas, los altera y suben otra vez. Esto produce alopecia, hirsutismo etc...

El doctor recomienda una dieta baja en grasas de origen animal y muy equilibrada respecto a no abusar de azúcares. La dieta de la zona es muy similar. Esto ayudará a prevenir la alopecia y a notar cierta mejoría. Según Seras, está claro que la hormona DHT, que surge de la testosterona, es la mayor responsable de la calvicie, e intervenir para reducirla en sangre ayuda mucho, sobre todo si se utilizan yerbas medicinales y productos de parafarmacia/ homeopatía, además de una dieta especial.

Mi experiencia: hace seis años que dejé de comer animales terrestres, y casi tres que dejé de comer pescado. Lo hice por motivos éticos, no porque creyera que iba a ayudarme con la alopecia, de hecho hace seis años apenas acababa de descubrir los clareos.

Parece ser que según este doctor, lo estoy haciendo "bien", y a excepción de unos análisis en los que mi nivel de testosterona excedía 0.1 en sangre, siempre he tenido los estrógenos más altos de lo normal. Aquí tenéis una dieta de "La zona", por la que se ha hecho famoso este médico.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Mis "pelines" de minoxidil



He conseguido ingeniármelas para sacar una foto a los "pelines" que han poblado mi cabeza gracias al minoxidil. Sin embargo, aún no son suficientes para cubrir la raya, aunque sólo llevo tres meses de tratamiento disciplinado, mínimo 1,5 ml cada 24 horas con la concentración del 5%, máximo 2ml, 1 cada 12 horas. Supongo que en tres meses más, veré un cambio sustancial.

No os asustéis, no queda así de exagerado. Sólo que cuando me acabo de lavar el pelo, se electrifican y se ponen tiesos. Podéis comprobar que con la hena quinquina, se me ha oscurecido un tono.
Esto es todo lo que he ganado en un trimestre, aunque me miro con un espejo y veo que hay muchos otros milimétricos y apenas sin pigmentación que tienen que seguir el proceso.

Tampoco suelen caérseme pelos pequeños. Alguno que otro sí, pero casi siempre que miro los que van desprendiéndose, son bastante más largos. Sí, ya sé lo que muchas estáis pensando. Yo también odio el gotelé, pero la casa es alquilada.




Henna Quinquina. Primera semana de tratamiento.

A tenor de la emoción que me producen estos cataplasmas de herbolario, supongo que hay cierto placebo en mi "testimonio". En cualquier caso, es un producto objetivamente recomendable. Para chicos y para chicas, porque no da color.
De hecho, después de llevarlo durante cuatro horas, lavarlo y secarlo, inclusive ha "borrado" los reflejos rojizos que tenía de la henna roja.
La sensación que me produjo inmediatamente, aún mojado después de ducharme, fue de suavidad. El pelo estaba suave y sin apenas enredos, pude cepillarlo en dos pasadas, y al no dar tirones, no se pierde por tracción. Otra característica a destacar es el brillo. Brillo refulgente y pelo muy sedoso. Lo he secado al sol para no provocar un volúmen artificial con el secador. Tampoco he usado las planchas, no las he necesitado, está liso y domable. Sí han quedado las ráices con más cuerpo, la raya no se ha abierto tanto como de costumbre.
Hasta que no pasen las cuatro semanas no podré valorar si realmente fortifica y mejora el volúmen general. Pero de momento estoy contenta con el resultado.
Os animo a que lo probéis.
Precio: 2,85E

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Henna Quinquina, ¿funcionará?


Parece que he encontrado otra perla buceando en el herbolario. Un lugar fascinante, con ese olor a druida. Quizá tengo algún trastorno obsesivo compulsivo, pues me encantaría alimentarme a base de grageas, extractos herbales y de todas las píldoras que dispensan en estas farmacias de Ceres.


El descubrimiento es "Henna Quinquina", de Radhe Shyam. Se trata de un fortalecedor del cabello. Pese a que el tinte no oscureciera mi cuero cabelludo más que por unos días (ver aquí), mi pelo conserva unos naturales reflejos rojizos que perduran lavado tras lavado. La henna original, es decir, la roja, sí es un tinte que de manera natural cubre el cabello, pero hay que llevar la mezcla en la cabeza -polvo y agua- durante cuatro horas, aplicando calor. Además el brillo es espectacular, y fortifica.


La caja blanca es el fortalecedor del cabello. Su caja reza "Henna Quinquina" y las instrucciones dicen:

Si tiene problemas con sus cabellos, ya sean estos débiles, de raíces frágiles, o las puntas abiertas, Spiritual Sky le propone su cataplasma exclusivamente vegetal compuesta de cinco plantas cuyas virtudes devolverán a sus cabellos la vida y vitalidad:


1) Henna: protege el cabello y le da fuerza y vigor.

2) Quina: actúa fortificando el cuero cabelludo y tonificando.

3) Hojas de abedul: estimula el crecimiento y es seborregulador.

4)Tomillo: antiséptico y tónico.

5)Ortiga: combate la caída del cabello y le devuelve su brillo natural.


Le recomendamos seguir el tratamiento una vez por semana durante un mes, parea proteger sus cabellos.


El modo de empleo, intuyo, será como el del tinte. Mezclar con agua muy caliente, hasta que se forme un puré suave, y cuando esté tibio, aplicarlo en el pelo con ayuda de guantes. Sobre todo insistiendo en el cuero cabelludo. Después de esperar cuatro horas, aplicando a ratos calor, lavar con abundante agua.


Mañana lo pruebo. Me hace hasta ilusión.
Precio: 2,85 E. Llevo el pelo a la altura de la barbilla y una cajita me sirve para dos aplicaciones.

Medicamentos que producen alopecia


Esta es una lista -provisional- de los medicamentos que producen alopecia -efluvio telógeno, efluvio crónico- como efecto secundario. Esto no quiere decir que vaya a sucederle a todas las personas que se traten con ellos, pero sí conviene saberlo, para descartar o para centrar el diagnóstico en eso. Espero que os sirva de ayuda.

Dermatológicos:
Accutane (para tratar el acné)

Anticoagulantes:
Heparina

Medicación para hipotiroidismo:
Synthroid

Colesterol:
Lopid

Epilepsia:
Tridone

Antidepresivos (principio activo, no son nombres comerciales salvo Prozac) Fluoxetina (Prozac)
Paroxetina
Sertralina
Clomipramina
Imipramina
Doxepina
Trimipramina
Desipramina
Amoxapina
Haloperidol (trata la esquizofrenia)

Fármacos que contengan anfetaminas

Antifúngicos

Glaucoma
Timolol

Gota (ácido úrico)
Lopurin

Enfermedades del corazón
Tenormin
Corgard
Inderal
Blocadren

Gimnasio
Anabolizantes
Esteroides

Antiinflamatorios (artritis)
Naproxen

Parkinson
Levadopa

Enfermedades estomacales
Zantac
Pepcid

* Esta relación de medicamentos está publicada en la página de la Asociación Norteamericana de Pérdida de Cabello. He comproabdo uno a uno cada fármaco para asegurarme de que los que he incluido en este blog se recetan y están en circulación en España. Para las chicas latinoamericanas que queráis comprobar la lista completa en inglés, podéis hacerlo a través de su web.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Las píldoras anticonceptivas que "androgenizan"


Estimadas amigas:

He visto en Google Analytics que tengo lectoras hispanohablantes en USA y en México, así que he pensado que este post les podría interesar. He encontrado en la página de "American Hair Loss Association" una lista de las píldoras anticonceptivas que androgenizan, y pueden provocar alopecia o empeorarla sustancialmente. Aquí tenéis la lista con los nombres comerciales:

Loestrin® 1.5/30
Loestrin® 1/20
FeEstrostep®
FeLevlen®
Alesse®
Ovral®
Norlestrin® 1/50

viernes, 21 de noviembre de 2008

Mi experiencia con minoxidil

Actualizado junio 2013:
En primer lugar advertir que no soy médico, ni farmacéutico, ni químico, ni nada de nada, y que mi opinión no es ex cátedra, sino como usuaria. He utilizado minoxidil desde enero de 2005 a julio de 2009. Cuatro años. Desde entonces hasta abril de 2011 estuve en tratamiento con finasteride 5mg (proscar) y podéis leer mi experiencia aquí
A finales de 2010 descubrí las maravillas de los postizos capilares indetectables, y ya no he querido medicarme más.
-------------------------------------

Empecé a utilizar minoxidil en enero de 2005. Me lo recetó una dermatóloga sin muchas explicaciones. Simplemente me aconsejó que comprara la fórmula magistral de farmacia, porque era la más barata. Yo no tenía ni idea de qué podía ser ese líquido. Pero como vosotras, queridas lectoras, me picó el gusanillo y buceé en Google.

Para las que no sepáis qué es, aquí tenéis información sobre este fármaco. Estuve un mes poniéndome 1ml cada 24 horas de Lacovín–al 5%- y decidí vistiar a otro dermatólogo para pedir una segunda opinión. Los análisis hormonales no habían salido alterados pero la primer facultativo me diagnosticó alopecia androgenética, después de cinco años con pérdida de cabello sin regeneración. Este nuevo especialista, que tampoco pudo confirmar ni desmentir el primer diagnóstico, me aseguró que 1ml al día no haría mucho, que duplicara la dosis.

Y por supuesto tenía razón en eso, pero pasó por alto dos cosas imprescindibles en la relación médico-paciente:

A) Advertir los efectos secundarios.

B) Ser absolutamente sincero. Las mentirijillas piadosas también tienen las patas muy cortas.

Ni la primera ni el segundo dermatólogo mencionaron vello facial o cefaleas. Y en mi caso eran demasiado fuertes. Después de cinco meses siendo disciplinada con el "líquido", acabaron siendo tan insoportables que apenas podía hacer vida normal. Los ibuprofenos caían en mi estómago como caramelos. Pero apenas mitigaban el dolor.

De enero a junio de 2005 me sometí a tratamiento con minoxidil. Un mes Lacovín 5% y los restantes con fórmula magistral al 5%, 1ml cada 12 horas. El vello facial nunca me importó. Era muy fino e "invisible" con crema decolorante -no al trasluz-. La mejoría fue espectacular. Las rayas laterales estaban cubiertas por un entramado de pelos, que si bien no eran muy largos, conformaban una alfombra bastante tupida. En la zona frontal aún se notaba la raya algo ancha, pero nada que pudiera llamar la atención.

En junio de 2005, después de cuatro días en cama, vomitando y sin más alivio que el que me dejaba el nolotil durante un par de horas de cada ocho, me arrastré cual piltrafilla al dermatólogo. Necesitaba una alternativa. El tratamiento funcionaba, eso sí, pero no podía soportarlo ni un día más. Ahí fue el segundo error: me dijo que podía dejarlo cuando quisiera. Que había regenerado bastante y que, si eso me parecía suficiente pelo, no me pusiera más.

Qué gran alivio. En unos días el dolor había cesado. Me encontraba fenomenal. Hacía meses que no me sentía tan bien. Padecía molestias las 24 horas; un malestar continuado que a veces se tornaba punzante e insoportable, como si una prensa estrujara mi cráneo contra el cerebro. Así cada día, durante meses. Me volví literalmente loca. Empecé a fracasar en los estudios, a aislarme en casa, a no querer salir. Me molestaba la música alta, los ruidos del tráfico, la luz intensa... Sé que es tan frívolo pasar por eso por el pelo… cuando hay gente enferma de cáncer que no le queda otro remedio que convivir con dolor… y yo lo sufría de manera voluntaria.

Las primeras semanas sin minoxidil fueron una bendición, pero en seis meses perdí absolutamente todo lo que había ganado. Entonces encontré información navegando en internet de otras personas que compartían su experiencia utilizando minoxidil, y di con la respuesta: si tienes predisposición genética a perder pelo, al dejarlo se cae. Irremediablemente. A no ser que, como he leído, se trate de un efluvio telógeno. En ese caso el minoxidil “ayuda” a que nazca cabello nuevo, que sí permanece.

Sin embargo, a pesar de tratarme con anticonceptivos orales desde abril de 2007, el Minoxidil es lo único que me ha ofrecido resultados. Ni yasminell, ni yasmin cumplieron con “sus promesas”. Diane ha frenado la poca caída que tenía –apenas algo más de lo normal-. Pero el otoño es inmune al acetato de ciproterona, y la primavera también. Jodidos biorritmos…

Acudí a otro dermatólogo, esta vez experto en tricología, que me hizo poner en una balanza qué me compensaba. Dolor o dejar que mi predisposición a perder pelo siguiera su ritmo natural. Como soy más burra que un arado, opté otra vez por el camino difícil, pero me dosificaría con 1ml al día. Los resultados no fueron demasiado halagüeños. Apenas pelusa fina y sin pigmentación. Entonces opté por cambiar de marca. Hasta entonces había usado la fórmula magistral de farmacia, pero la boticaria me animó a llevarme el Viñas.

Es curioso. Aún con 1.5ml cada 24 horas, apenas tenía molestias soportables, que desparecían con aspirina. En contraposición a ello apareció picor en la frente, más vello facial y descamación. Hace dos semanas he empezado con 1ml cada 12 horas, y los dolores de cabeza son más ligeros. Incluso remiten con un antifaz de gel azul.

No quiero cantar victoria porque quizá dentro de un mes tire la toalla si vuelven las migrañas, pero de momento parece que la cosa va bien. Quizá es que el Viñas es más suave, a pesar de llevar, supuestamente, la misma concentración de principio activo. Puede que los excipientes penetren en el torrente sanguíneo sin causar tanta inflamación como los de la fórmula magistral. Qué sé yo. Salvo la descamación –que tengo que controlar con un champú suave, neutro e hidratante- y lo sucio que tengo el pelo, no tengo más quejas.

Todavía me queda medio frasco, unos 30 ml. Cuando se agote, no sé si ser infiel a Viñas y encargar el Sensitive de Genhair, que apenas deja residuos ni olor. Esa es mi duda. Podría combinar ambos. El limpio por la mañana, y el sucio por la noche. Veo con optimismo esta nueva etapa. Espero no equivocarme.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Vacuna contra la cocaína. Vergüenza de país.

Acabo de escuchar en Informativos Telecinco que en unos meses se procederá a un ensayo clínico para comprobar sus efectos y se ofrecerá en 10 hospitales de Madrid. El fármaco bloquea los neurorreceptores que transportan la droga al cerebro, y el "usuario" no experimenta ningún placer al esnifar.

Y digo yo... ¿Cuántos millones se han gastado en investigar semejante mamarrachada? Una vacuna, sí, pero vacuna contra la educación y la cordura. El Gobierno evidencia que las campañas de concienciación no sirven, que en España los yonkis no tienen redención. Y como es prácticamente imposible que la gente no se drogue en aras de la salud pública, utilizando la inteligencia, es mucho mejor inocularles el "antídoto". Paga el Estado, seguro. Pagamos todos.

Esto me recuerda en parte a "La naranja mecánica". Cómo el Gobierno de la Pérfida Albión decidió administrar drogas a Álex el Drugo en una terapia agresiva, para que no obtuviera placer al ejercer la violencia. Este experimento se les va de las manos y al final... bueno, mejor vean la maravillosa película dirigida por Kubrick. En cualquier caso, la reflexión es esta: ¿dónde está el libre albedrío? La gente no va a pensar que las drogas son nocivas. Ahora es cuando van a decir: "Qué bien, me voy a poner hasta las patas de polvo blanco, y así cuando esté a punto de tocar fondo, cuando la adicción sea la que me controle a mí, que me pongan la inyección y fin del problema".

Por otro lado estarán los padres castradores que decidan precisamente eso, decidir antes que sus hijos menores. O padres que ya tiran la toalla, incapaces de transmitir valores y de prevenir antes que curar.

¿Y el Gobierno realmente cree que va a terminar con el narcotráfico? Terminará con él cuando la gente quiera decir NO.

Hay una frase de Reverte que se me quedó grabada a fuego y que creo es imprescindible utilizar dadas las circunstancias: "Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda".

¿De verdad hay que dar cobertura a semejante despropósito farmacológico, cuando miles de niños mueren a diario por colitis en África? (colitis = a la diarrea de toda la vida, la del Fortasec) Pero no nos vayamos tan lejos. ¿De verdad diez hospitales de Madrid van a ofrecer -se supone gratis- la vacuna cuando he visto cucarachas correteando por el Clínico de Moncloa o camillas cruzadas en La Paz, que los pasillos parecen un tetris?

Espero que cobren los 500 euros, mínimo, que cuesta el pseudo fraude del Papiloma, hasta que los laboratorios decidan hacer una oferta a los políticos que "no podrán rechazar".... Me imagino los meeting electorales:
"Los jóvenes y jóvenas de Villatortas del Carajo no serán cocainómanos ni tendrán verrugas genitales". Que ya se meterán LSD, pirulas o éxtasis líquido. Total, ¿quién esnifa cocaína? Ejecutivos, niños de papá, algunos médicos, ex Grandes Hermanos, miembros de la farándula, deportistas de élite, políticos y los macarras del barrio -sólo en nochevieja-.

Vayan ustedes a las Barranquillas, donde está la verdadera miseria, y pregúntenle al primero que pase -con una jeringa de heroína colgando de su yugular- si estaría dispuesto a participar en un ensayo clínico para solucionar su adicción. ¿A quién le beneficiaría entonces acabar con todo eso? ¿A los laboratorios farmacéuticos? Para qué, si son infraseres. ¿A los políticos? Para qué, si esa gente no va a votar.

Y nosotras con la esperanza de que algún científico honrado encuentre una solución revolucionaria para la calvicie...

Legalicen las drogas ya, coño, y dejen de marear la perdiz.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

¿Vacuna de Hepatitis B y alopecia?

Estimadas amigas:

Paso a traducir un artículo de esta web que me parece muy interesante:



"Estoy leyendo sobre la vacuna de Hepatitis B y la caída del cabello. No es el único efecto secundario que puede producir la vacuna. Muchos estudios revelan las consecuencias psicológicas de la pérdida de cabello en la mujer pero no parecen interesarse por las causas que lo producen.

¿Alguna de vosotras se ha vacunado de Hepatitis B? Por lo que he leído, parece ser que es la única que produce alopecia. ¿Habéis notado lo mismo con la del Papiloma Humano? ¿La de la gripe? ¿La de neumonía? ¿Alguien podría resolver mis dudas? Estoy tan traumatizada.. ¿alguna de vosotras podría asegurarme que su alopecia coincide con una vacunación? Cuántas estudiantes universitarias han sido vacunadas y han empezado a notar que su pelo se cae? ¿Cuántas de vosotras que ejercéis como personal sanitario habéis tenido que vacunaros también?".



Recuerdo que fui vacunada de Hepatitis B cuando tenía 11 ó 12 años. Pero el pelo no se empezó a caer hasta los 14. ¿Qué me decís vosotras? Supongo que se referirá a caída por efluvio o a alopecia areata (la chica del blog tiene areata), pues yo tendría que haberme recuperado después de 13 años... manda huevos....



Aquí están los artículos a los que hace referencia:

http://www.keratin.com/ao/ao006.shtml
http://jama.ama-assn.org/cgi/content/abstract/278/14/1176
http://www.medem.com/search/article_display.cfm?path=n:&mstr=/ZZZZD4AG8BC.html&soc=CDC&srch_typ=NAV_SERCH


Venga, animáos a comentar ... ¿las que tenéis areata o efluvio... os habéis vacunado recientemente?

martes, 18 de noviembre de 2008

Pasa la caída estacional de otoño, llega navidad...

Mango ya decora sus escaparates con motivos navideños. El Corte Inglés está a punto de caramelo. Caprabo lleva tres semanas promocionando un container de turrón y "marza-pan". Tengo ya el catálogo pascual de Oriflame. Me muero de ganas por saber la temática de Cortilandia -o Putilandia, como nos afanábamos por destrozar el pegadizo villancico cuando éramos pequeños-.
¿Y qué me voy a pedir a Papá Noel? Ese yanki gordo y alcohólico a juzgar por las venillas nasales que, a pesar del sobrepeso, siempre se adelanta a los estilizados Reyes Magos... Pues qué va a ser... Pelo. Ningún año toca la flauta. A ver si este le caigo mejor. He comprado hasta acciones de Coca Cola para congraciarme con él.
Los Reyes ya me han dicho que en Oriente las mujeres llevan pañuelo en la cabeza. Que me traen una pashmina de cashmire por si quiero apuntarme a la moda hiyab. A este paso...


lunes, 17 de noviembre de 2008

El drama de la alopecia femenina

Recojo este artículo publicado en El Mundo, en octubre de 2007, por su especial interés:

CRISTINA DE MARTOS
MADRID.- Una de cada tres mujeres sufrirá a lo largo de su vida la caída excesiva del cabello, un problema de causas difusas, diagnóstico complejo y costosa solución. Esta situación, que muchas definen como un infierno, es un drama que altera profundamente la vida y la autoestima de estas mujeres.
"Seguiré luchando para recuperarme porque no soy solo mi pelo, no soy solo mi pelo, no soy solo mi pelo...". Así relata su batalla contra la alopecia una de las participantes en el 'Women’s Hairloss Project', una bitácora respaldada por la Asociación Estadounidense de la Caída del Cabello creada para "ayudar a que las mujeres que sufren este devastador trastorno se unan", según relata a elmundo.es Yvette, su creadora.
"Como mujeres, nuestro pelo lo es todo, crecemos dándole gran importancia, es parte de nuestra belleza, lo que nos define –explica Yvette, de 29 años-. Cuando empecé a perder mi pelo, empecé a perderme".
La causa más común de caída del pelo en mujeres es la alopecia androgénica, un trastorno con componentes genéticas en el que se da un exceso de transformación de la testosterona, una hormona sexual masculina presente en pequeñas cantidades en el cuerpo femenino, en dihidrotestosterona (DHT) debido a un exceso de la enzima que cataliza esta reacción.
La DHT se une a los folículos pilosos y los debilita dificultando el crecimiento del pelo que se hace cada vez más fino y ralo. Entonces, el cabello va clareando y poco a poco sobreviene la calvicie, principalmente en parte central de la cabeza.
Falsos diagnósticos
Sin embargo, los especialistas en tricología (el estudio del pelo) advierten de que el 90% de las consultas son alopecias falsas y sólo un pequeño porcentaje culmina en un diagnóstico de alopecia androgénica femenina, según ha explicado a elmundo.es Ramón Grimalt, profesor de dermatología de la Universidad de Barcelona y miembro de la junta directiva del Grupo Español de Tricología.
El principal problema para Grimalt es que algunas mujeres tienen tendencia a tener pelo pobre y esto "no es una enfermedad sino una situación que no se puede curar. Es un modo de ser que puede provocar mucha frustración". La preocupación de estas personas llega en épocas en las que se produce mayor caída de forma natural (con los cambios de estaciones, etc.).
Son las denominadas alopecias estacionales o efluvio telógeno. "Existe una gran confusión entre lo que es cambio y lo que es pérdida", señala Grimalt. "Hay momentos en los que existe un mayor desprendimiento sin que haya un problema". En las mujeres con pelo pobre se nota más y por eso se alarman.
Normalmente, en todos estos casos hay una causa hormonal detrás, "pero no necesariamente una enfermedad hormonal", subraya este especialista. "Es una sutil diferencia".
Curiosamente, las mujeres que padecen una alopecia androgénica diagnosticada "no suelen quejarse de que se les cae el pelo". El problema de estas pacientes se conoce como miniaturización, una disminución de los folículos que hace que el pelo pierda grosor. El pelo se va clareando y, además, el recambio está disminuido.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Nanogen... y ezo...¿qué é lo que é?

Bueno. Balance del experimento con henna Rhade Shyam. Sí, efectivamente tiñe el cuero cabelludo, aunque no soporta más de tres lavados. Si tenemos en cuenta la inversión de tiempo, cuatro horas mínimo para que coja el colorcillo, no merece la pena. A no ser que haya un viaje en ciernes y sea incómodo andar con el bote de Nanogen.


Y qué es el Nanogen, se preguntarán muchas lectoras. Pues para mí ha sido un invento maravilloso. Se trata de unas microfibrillas, las de la imagen de abajo, que por cierto es un truño, pero mi cámara es casera y no tengo mucha idea de cómo enfocar. Para que os hagáis a la idea, más que fibrillas es pelo en polvo. Tiene la misma composición, queratina (entre otras cosas).

La cuestión principal: es un poco coñacito tener que estar dándolo, pues no aguanta ni un lavado y hay que retocarlo un par de veces al día. Pero por otra parte el resultado es bastante natural, y eso que yo no acerté bien con el color. Compré castaño medio y tira un poco a rojizo, por lo que tengo que distribuirlo muy bien. Voy a encargar castaño oscuro. En mi caso, y no tengo demasiados clareos aunque la coronilla me empieza a preocupar mucho, un bote de Nanogen dando un uso "espartano", es decir, sólo sobre la raya izquierda y un poco en la coronilla, me ha durado más de un año. Desde agosto de 2007. He de insistir en que muchos días me ato el pelo o utilizo horquillas y no lo necesito.

En general no puedo hablar mal del producto. Al margen del picor y de que se queda entre las uñas si te tocas... aguanta el sudor bien. Lo que sí me parece estúpido y no sé a qué mente "brillante" obecede tal decisión, es que no se pueda comprar en tiendas normales -o en farmacias-.

El color lo eliges a través de la pantalla del ordenador, y gestionas el pedido por Internet: visa o contrarreembolso. Pero son serios, vaya, no tarda mucho en llegar. Tampoco conozco la política de devolución si el cliente no queda satisfecho, me imagino que será correr con más gastos de envío y esperar más tiempo.

Si el cabello es castaño, mejor comprar castaño oscuro. Si es castaño claro, castaño medio, y así sucesivamente, o sea, un tono más oscuro que el pelo natural. Yo intenté igualarlo y el resultado no es que sea demasiado halagüeño, pero tampoco llama la atención. En conclusión. Nanogen es buena inversión cosmética. Es maquillaje capilar.




Esta no es mi fotografía, es de la página de Nanogen.


lunes, 10 de noviembre de 2008

Los polvitos de Henna Vs. Nanogen





En mi lucha diaria por ingeniar un peinado favorecedor y sencillo, la receta magistral de un champú natural que me ayude con el volúmen, o el corte más favorecedor, he dado con una idea que, considero brillante, y me gustaría compartir.

Veréis. El Nanogen fue el último empujoncito a la superficie cuando pasaba el día tirada en el sofá comiendo napolitanas de chocolate. Lo encargué en agosto de 2007 y desde entonces no he podido prescindir del fabuloso invento. Es más, no creeréis cuando diga que sólo he necesitado un bote -aún queda-. Además de ser un producto que cunde, he sido muy disciplinada con el infame minoxidil y mis clareos no son demasiado evidentes.

Nanogen contiene microfibras fabricadas con queratina que se adhieren a tu cuero cabelludo haciendo un efecto "tupido". Es un tanto complicado acertar con el salero que las contiene, pero con un pincel de sombra de ojos o con un peine se distribuyen sin problemas. Inconvenientes: a mí personalmente me pica la cabeza. Y si me rasco, mis uñas adquieren un maravilloso tono marrón-de-escarbar-en-el-jardín. No aguanta los lavados. El sudor del gimnasio sí, doy fe, pero no puedes lavarte la cabeza con agua y champú y esperar que las fibras se mantengan sujetas al pelo con resistencia numantina. Pero el inconveniente principal es que sólo puede adquirirse, en España, a través de internet. Algo no muy inteligente, pues acertar con el color es esencial. De lo contrario queda muy raro. Supongo que los intereses de la casa que distribuye el producto en nuestro país quedarían mermados si alguien pudiera hacerles la competencia. Y ya hemos hablado en otro post sobre la iniciativa empresarial en España. Menos mal que existe ebay.

Meditando sobre cómo ponerle solución al problema, con un viaje cercano en el que voy a cruzar el charco y no me apetece facturar -no podré llevar ningún cosmético, yankis de mierda, váyanse al carajo mil veces-, me acordé de unos polvitos mágicos que usaba en mi época hippy-grunge:

Henna Radhe Shyam, de venta en herbolarios, unos 3.5 euros. No sirve para cubrir canas, sólo para dar un ligero reflejo cobrizo en el pelo, que dura unos cuatro lavados. Pero una cosa es el acabado sobre la fibra capilar, y otra la capacidad de la henna de teñir la piel, el cuero cabelludo. ¿Recordáis las filigranas que se hacen las mujeres orientales en las manos y pies? Pues utilizan esto, claro. En cualquier caso no me atrevo a experimentar sobre mi cuero cabelludo con la henna concentrada para tatuar, pero sí me arriesgué con el preparado para tinte. Puse una gran cantidad directamente sobre la piel del cráneo, y otro tanto distribuido sobre el resto -yo llevo media melenita, hasta la barbilla y cada caja me sirve para dos veces-. Lo dejé unas dos horas -no es demasiado, la próxima lo dejaré cuatro- y el resultado ha sido bastante halagüeño. Tengo la piel teñida de color caoba, que disimula bastante la raya, pero no tanto como la disimulará un tono castaño oscuro, que es el que voy a comprar para la próxima vez. Merece la pena gastar 3.5 euros a la semana. Además, ya dejé de fumar, corresponde con una cajetilla de tabaco.

Con esto consigo dos cosas: primera y más importante, fortifica el pelo, da brillo y lo revitaliza. Tras usar el secador siempre se me queda crespado y esponjoso, y he de usar cepillo redondo o planchitas si quiero mantenerlo decente. En cambio no lo necesité. No estoy hablando de los preparados con 0.1% de henna que encasquetan en peluquerías, sino de esta marca que os he propuesto. No improviséis que con la salud del pelo no se juega...


Segundo: mi cuero cabelludo permanecerá teñido durante días. Los reflejos en el pelo apenas perdurarán tres lavados, pero la piel es harina de otro costal. No voy a necesitar nanogen por una semana, y además me aseguré de recubrir el casco, o sea, puedo abrir cualquier raya, tanto lateral como trasera, que está "tatuado".

Tercero: para que el resultado sea más satisfactorio, en la próxima aplicación un tono castaño oscuro irá en la raíz, y el castaño-rojizo en el pelo. Sobre mi color natural, que es castaño medio, resulta un tono coñac bastante bonito.

Importante: si tenéis hecha la permanente, no lo uséis. Si tenéis ya mechas o tinte, creo que tampoco, pero es mejor que lo consultéis en la peluquería.

Espero que os haya parecido interesante este truco. Aquí están las fotos más grandes. Lamentablemente las del "antes" son de agosto, y ahora estoy mejor gracias al minoxidil. Sin embargo he tratado de hacer las fotos con luz natural y sin flash, en las mismas condiciones que la primera -vivo en un ático y pega el sol como en un invernadero-. De todas maneras no estoy contenta con el resultado final, pero acabo de comprar la cajita con los polvos castaño oscuro, esta noche quiero teñirme de nuevo y mañana colgaré fotgrafías nuevas.

domingo, 9 de noviembre de 2008

¿Por qué España es 'asín'?

Hablando con un amigo, que es alto ejecutivo en una empresa de capital de riesgo, confirmé todas mis sospechas. Los españoles 'semos' incapaces de estudiar idiomas o de llegar puntuales -salvando las distancias, afortunadamente, con el norte de la península- pero estos tópicos entrañables, e incluso simpáticos, funcionan como cortina de humo para ocultar una gran discapacidad, que es una falta acuciante de espíritu emprendedor. Endémica. Enquistada. Irreversible. Asoma cual elefante africano -los más grandes- que trata de esconderse tras una cerilla. A esta incapacidad le sumanos la picaresca miserable que, si bien en el siglo de oro era la llave de la supervivencia, ahora se ha sofisticado y ha evolucionado -discípula de las nuevas escuelas pícaras "europeasnorteamericanas"- y se afana por nutrirse de todo lo malo, sin reparar en el talón de Aquiles patrio: no somos tan listos como los demás.

Este "nuevo grito" en picaresca es el márketing farmacéutico. Un ejemplo paradigmático: la nueva vacuna del papiloma humano. 500 euros tres pinchazos, otra estafa legal. No garantiza la protección más que de cuatro patógenos que causan el 70% del cáncer de cuello de útero, y además, parece ser que no están controlados los efectos secundarios. El laboratorio que la sintetiza, Merck, ha iniciado una campaña que implica a nuestros queridos políticos: ¿incautos o maquiavélicos? En resumen, esta empresa ha cedido a precios muy bajos miles de dosis de fármaco para que pueda asumir el gasto la Seguridad Social. Así las Administraciones Autónomas, el partido de turno, mejor dicho, puede hacer campaña y utilizar esas verrugas genitales como arma electoralista. Magnífico. Un medicamento que me atrevería a decir, ni ha pasado la fase de pruebas. Un experimento ilícito, que sumado a la falta de información de nuetros jóvenes y jóvenas, va a traer más consecuencias que alegrías. Espero ansiosa los titulares basados en datos que evidencien más contagios de la cuenta o embarazos no deseados.

Los laboratorios utilizan las más modernas y avanzadas técnicas de márketing, se inventan enfermedades y necesidades e inculcan a los médicos -a través de jugosos regalos- la obligación de transmitir al paciente que son imprescindibles. Conclusión. Atiborrados a pastillas que, en le mejor de los casos, se anulan unas a las otras, añadido al desastre armaguedónico de la gestión de la Seguridad Social y de la farragosa subvención de según qué fármacos, esto es "Sodoma y Gomera".

Qué ocurre con lo que sí importa. Qué pasa con esos antibióticos que te destrozan el estómago, con los cuatro pinchazos que un diabético ha de soportar cada día, con los efectos secundarios de la fernovabitona, de los corticoides, de los antirretrovirales, o de una simple anestesia epidural... Eso son minucias que no interesan. No venden. Si estás enfermo de verdad, aguantas carros y carretas, porque "no se puede hacer nada más, y no te quejes, que con la Seguridad Social te sale medio gratis, a ver si tirando de subvenciones algún laboratorio -no gubernamental- se pone a investigar".

Resultando. Un país en el que la iniciativa empresarial está en dique seco por la burocracia, apenas un puñado de "visionarios" desaprensivos -con mucho dinero- se reparten el bacalao. Y que luego no lo llamen oligopolio... cuando es más facil que se abra antes la úlcera gastroduodenal que tu PYME. Tenemos lo que nos merecemos. Eso que quede claro.

Segundo, y esto lo aplico a la alopecia androgenética, que es lo que nos compete. Los mejunges apestosos a disposición del consumidor, que dejan una bonita decoración navideña en la cabeza -copos de ¿nieve?- etiquetados como Minoxidil, ya han acabado con mi paciencia. En un par de semanas voy a comprar 160ml a una empresa estadounidense que lleva perfeccionando el producto desde 1980.

Y además me ahorro dinero. Allí son genios en lo que a técnicas de "mercadeo" se refiere. Unos magos del negocio empresarial, pero con cierta dignidad. La competencia es tan fuerte que si te jactas de vender humo, como aquí, lo mejor que puede pasar es que te hundas en la miseria.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Bienvenidas a mi Oráculo

Que una mujer se desenvuelva en sociedad con el ático despoblado no es algo que pase inadvertido. Mucho peor si la fémina en cuestión es joven. Llevo seis años viviendo en Madrid y cada día observo casos más que elocuentes. La gran mayoría son chicas que no superan, a ojo de buen cubero, los 35.

¿Qué está ocurriendo? ¿Serán ciertas las soflamas de los discípulos Algoreros y su cambio climático, que causa estragos en nuestro metabolismo? ¿La manida justificación de "estrés"? ¿Nos encontramos ante una generosa-generación de hormonas alteradas? ¿Pertenecemos a una avanzadilla metamorfósica en mujer futurista, con el cráneo de Nefertiti, ojos reptilianos y sin un pelo? ¿Por qué se desprenden de mi cabeza pero nacen orgullosos, enhiestos, fuertes, invencibles, zaínos y bravucones en mis piernas?

Sólo sé que no sé nada. Desde 2005 leo cada día sobre el tema y lo máximo que he conseguido es un archivador de Hello Kitty rebosante de estudios impresos y recortes. Hasta aquí hemos llegado, Hermanas.

Me erijo Adalid de la Liberación Pilífera, aguerrida Paladín de la Orden Moralista contra aprovechados y estafadores.
Castigadora Inmisericorde de las hordas de Svenson y de la Ciproterona. Alabardera Custodia del Vademécum de la Verdad. Devota de San Minoxidil y Santa Finasterida. Mártir de la Caída Estacional y de la Atrofia Folicular. Bienvenidas a mi Oráculo. Estáis todas invitadas a sentaros en la mesa del ÁGApe del amor y la fraternidad capilar.


GLOSARIO

El término alopecia fue descrito por el dermatólogo francés Sabouraud (l864-l938) y deriva del griego alopex (zorra) porque este animal cambia de pelo dos veces al año. Se definen con el nombre de alopecias todas las caídas de pelo por recordar lo que sucede en el zorro “alopex” que pierde su pelaje de verano en otoño y el de invierno en primavera. Supone la caída o pérdida de pelo que previamente existía. La Real Academia Española define la alopecia como: "caída o pérdida patológica del pelo". La voz viene del latín d alopecĭa, transcripción del griego alôpekia -λωπεκία- de alopex (zorro) porque se comparaba la caída del pelo, a la caída anual del zorro. Con la misma raíz existe el adjetivo alopecuro, equivalente a “cola de zorra” expresión que corresponde a una planta de la familia de las gramíneas.

CLASES DE ALOPECIA

1) Alopecias no cicatriciales
1.1 Alopecia Androgénica: También se llama alopecia prematura, alopecia androgenética, alopecia común o calvicie común por ser la más frecuente a las alopecias. Es hereditaria, de tipo autosómico recesivo pero afecta a varones adultos por necesitarse la presencia de andrógenos para manifestarse.

1.2 Alopecia traumática: Puede ser provocada por el propio paciente (tricotilomanía) o por tracción o presión. Son todas aquellas producidas por diversos traumatismos físicos. Las más comunes son las provocadas al someter al cabello permanentemente a peinados tensos como trenzas, moños, etc.

1.3 Alopecia areata: Es un tipo de caída del cabello de patogenia no totalmente esclarecida, pero muy relacionada con situaciones de estrés. En ocasiones puede haber un substrato autoinmune.
La alopecia areata suele presentarse en forma de placas redondeadas (en forma de monedas) en el cuero cabelludo, aunque también puede extenderse a otras zonas del cuerpo. Puede aparecer a cualquier edad y afecta en igual medida a ambos sexos. Se estima que afecta a una de cada mil personas. En algunos casos, la alopecia areata puede progresar hasta la desaparición total del cabello. Los folículos pilosos no quedan destruidos con esta enfermedad, por lo que el pelo suele volver a crecer, si bien es cierto que son muy frecuentes las recidivas (recaídas) en pacientes que la han sufrido alguna vez, si persisten los factores desencadenantes.

1.4 Efluvio telógeno: El término "Efluvio telogénico" fue acuñado por Kligman en el año 1961. Es la pérdida aguda del pelo tras enfermedades sistémicas crónicas, estrés emocional, enfermedades febriles o parto. En éste último, el efluvio telogénico puede durar hasta 6 meses para luego recuperarse totalmente.

1.5: Síndromes hereditarios
Atriquia congénita.
Alopecia triangular temporal.
Síndrome de la pérdida del cabello en anagén.
Displasia ectodérmica anhidrótica.
Síndrome de Menkes.
Síndrome tricorrinofalángico.
Hipoplasia del pelo y el cartílago.
Síndrome de Marinesco-Sjögren.

1.6 Alopecia de las enfermedades sistémicas
De origen endocrino.
De origen infeccioso.
Lupus eritematoso.


2. Alopecias cicatriciales
En las alopecias cicatriciales existe un daño, malformación o destrucción de los folículos pilosos, que puede ser debida a una enfermedad propia del folículo o independiente de él.

2.1 Enfermedades hereditarias
Aplasia cutis.
Nevus epidérmico.
Incontinentia pigmenti.
Poroqueratosis de Mibelli.
Ictiosis.
Epidermólisis ampollosa
Enfermedad de Darier.
Enfermedad de Peterson

3. Alopecias por agentes fisicoquímicos
Traumatismos mecánicos.
Quemaduras.
Radiodermitis.
Agentes cáusticos.
ALOPECIA por Radiodermitis: A este grupo pertenece la Calvicie producida por la Irradiación UV del Sol.--
Uripo (discusión) 23:10 25 mar 2008 (UTC)

4. Alopecias infecciosas
Alopecias micóticas: Querión, favus, foliculitis candidiásica.
Alopecias bacterianas: Tuberculosis, sífilis, lepra, acné necrótico.
Alopecias virales: Herpes.
Alopecias protozoarias: Leishmaniasis.

5. Alopecias por neoplasias
Epitelioma basocelular.
Epitelioma espinocelular.
Linfomas.
Metástasis.
Tumores anexiales.

6. Alopecias por dermatosis
Liquen plano.
Liquen escleroso y atrófico.
Síndrome de Graham-Little.
Lupus eritematoso.
Esclerodermia.
Dermatomiositis.
Mucinosis folicular.
Sarcoidosis.
Necrobiosis lipoídica.
Síndrome de Carlos II

7.Síndromes clínicos decalvantes
Pseudopelada.
Foliculitis decalvante.
Dermatosis pustulosa erosiva.
Alopecia parvimaculata.


Fuente: Wikipedia.

SOLUCIONES MÉDICAS para la Alopecia Androgenética Femenina

MINOXIDIL: Vasodilatador que en principio se usaba de forma exclusivamente oral (Loniten®) para tratar a pacientes con presión sanguínea alta. Sin embargo y fruto de la casualidad, se descubrió que tenía unos efectos secundarios muy interesantes, consistentes en crecimiento capilar y regresión de la calvicie. En los 80, Upjohn Corporation, una compañía farmacéutica con sede en Michigan, comenzó a producir una solución consistente en minoxidil con una concentración del 2% para tratar la calvicie y la pérdida de cabello, bajo el nombre comercial de Rogaine en los Estados Unidos, y Regaine en el resto de países extranjeros. A día de hoy, en España, están en el mercado diversas marcas comerciales, como Viñas, Regaxidil, Lacovín... o el genérico. Se formula al 2% ó al 5%. No obstante a través de Internet podemos comprar en Inglaterra o USA un gran abanico de lociones de minoxidil que llevan excipientes no irritantes, perfume agradable y que apenas dejan residuos. Véase Genhair o Foam. Los "mejunges" preparados en esta nuestra patria son químicamente tercermundistas. Una gran mayoría causan enrojecimiento, dermatitis, descamación y picores desagradables. Preferible bajo supervisión médica, pero se vende sin receta.

Anticonceptivos orales con ACETATO DE CIPROTERONA - Diane 35 (2 mg): Es un derivado de la Progesterona al que se le conocen propiedades antiandrogénicas. Es el antiandrógeno más empleado en Europa. Posee efecto antagonista del receptor y también actúa como antigonadotrópico merced a su efecto progestacional. inhibe la unión de los andrógenos a los receptores de la glándula sebácea anulando el paso de testosterona a dihidrotestosterona disminuyendo así la producción de sebo. Las indicaciones terapéuticas de este fármaco son en Manifestaciones graves de androgenización, por ejemplo, hirsutismo muy intenso (aparición de vello por el cuerpo), alopecia androgenética severa, a menudo acompañada de cuadros de acné y/o seborrea. Diane 35 contiene 2mg de acetato de ciproterona.También encontramos en el mercado Yasmin y Yasminelle, con una composición más suave pero en base a este químico. Con receta médica.

Como alternativa homeopática y natural, el Aceite de Onagra actúa en las prostaglandinas, regulando su funcionamiento, pero los efectos capilares no están comprobados. Sin embargo es un buen auxiliar.

ACETATO DE CIPROTERONA - ANDROCUR (50mg):
El principio activo es ciproterona (acetato). Cada comprimido contiene 50 mg. Es un medicamento que pertenece al grupo de los antiandrógenos. Indicaciones: manifestaciones graves de androgenización (efecto aumentado de las hormonas masculinas),
por ejemplo exceso de vello corporal, caída marcada del cabello, con frecuencia acompañado de cuadros graves de acné y/o seborrea (excesiva secreción grasa de las glándulas de la piel). Con receta médica.

FINASTERIDE / PROSCAR / PROPECIA: es un fármaco antiandrogénico derivado no hormonal de los esteroides. Es un inhibidor competitivo de la enzima 5-alfa-reductasa de tipo II que transforma la testosterona en dihidrotestosterona, su molécula activa.
La
alopecia, sobre todo androgénica o hipocrática. Utilizada en dosis cuatro veces inferior que en la HBP en varones de entre 18 y 60 años. Está contraindicada en mujeres en edad fértil que quieran tener hijos o sospechen estar embarazadas. Con receta médica.

CHAMPÚ CON KETOCONAZOL: El ketoconazol es un fármaco antimicótico azólico, de la clase imizadol, en la cual también se encuentran: clotrimazol, miconazol, econazol, butoconazol, oxiconazol, sulconazol, bifonazol, tioconazol, fluconazol e itraconazol como más importantes.
Químicamente se caracteriza por la presencia del grupo imidazol y de un grupo piperazina, siendo su fórmula molecular C26 H28Cl2N4O4. Usado tópicamente presenta utilidad frente a algunos dermatofitos como
Trichophyton spp., Epidermophyton spp., Microsporum spp., y frente a levaduras como la Malassezia spp. (Pityrosporum spp.). Esto lo hace eficaz ante la Pitiriasis versicolor, la Dermatitis seborreica y algunas tiñas. Preferible bajo supervisión médica. Se vende sin receta.

Fuente: Wikipedia / ÁGApe

SOLUCIONES COSMÉTICAS

COMPLEMENTOS VITAMÍNICOS Y NUTRICOSMÉTICOS: Inneov, Vigorix, Complidermol, Chelidon, InCapyl, Pillfood, CISTINA, levadura de cerveza, alfalfa... y un sinnúmero de grageas que aportan el suplemento de vitaminas, aminoácidos y minerales que nutren el pelo desde dentro. Su consumo continuado, mínimo seis meses, consigue un pelo más brillante, lustroso, fuerte y sano, pero no tiene propiedades regenerantes.

NANOGEN / TOPPIK / HAIR SO REAL: Microfibras de queratina natural que disimulan los clareos provocados por la calvicie. Se depositan sobre la zona despejada y con un peine se distribuyen para dejar un acabado natural. En España sólo puede comprarse a través de Internet. Algo estúpido pues acertar con el color es esencial para el correcto funcionamiento del producto.

PRÓTESIS CAPILARES: Microlíneas de Mayquel, pelucas indetectables "TopLace" con el sistema de Hollywood...

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin